No es fácil emprender y mucho menos encontrar la respuesta a la pregunta que plantea el título de este post. La cuestión no es nada fácil de resolver, la aventura puede iniciar como el llanero solitario o puede empezar con un socio o socios que estén dispuestos a acompañarte en esa etapa inicial e impulsar el crecimiento de una visión. Como casi todo en la vida tomar la decisión tiene sus pros y sus contras. Consejo inicial…hay que meditarlo muy bien, te ayudará a tomar la mejor decisión.

No es cuestión de magia y que solo sea desear que solo o asociado tu empresa sea exitosa. el riesgo es inherente al emprendedor.

Ahora la pregunta inicial que deberás responder ¿ Por qué necesito uno o más  socios para emprender?, cuándo las personas toman esta opción pretenden resolver dos factores claves.

  1. La necesidad de capital:  El dinero para invertir se convierte en uno de los temas críticos para el emprendedor, un socio puede invertir su capital, sin necesidad de tener injerencia…solo te pide que regreses su inversión más un porcentaje de rentabilidad.
  2.  Requieres de experiencia, conocimiento o contactos: Otras personas pueden aportar visión, nuevos conocimientos, competencias y habilidades de las cuales puedes carecer como emprendedor. Otras perspectivas y experiencias seguro enriquecerán mucho tu proyecto.

Otro punto importante es el apoyo y acompañamiento moral que puede significar tener uno o más socios, sobretodo en aquellos días en los que parece que las cosas no andan bien. Mantenerse bien emocionalmente definitivamente marca la diferencia. Sobretodo encontrar personas que van en tu mismo propósito y viajan en tu mismo barco.

 

Ahora bien debes responder ¿Como seleccionar tus socios ideales?, evita estos errores, no caigas en estas equivocaciones habituales.

Resultado de imagen para decisiones de emprendedor

  1. Confundir sociedad con amistad: Familiares, amigos son las primeras personas que todo emprendedor tiene en mente, sobretodo aquellos novatos del emprendimiento que se basan en la afinidad emocional que existe. Es un tema complejo de manejar, ya que se suele confundir los roles de amistad y socios y la historia no suele acabar bien. Las personas deben aportar al crecimiento de la empresa, y para hacerlo deben estar comprometidas no solo con voluntad sacarás tu negocio adelante. Deben aportar hechos tangibles a la empresa y sino lo hacen no deben ser tus socios, no hacerte esa pregunta puede llevarte a perder la amistad y el socio.
  2. Dejar claro las responsabilidades: Desde el inicio se deben establecer roles y responsabilidades, esto ayudará a delimitar y trazar el plan de negocios a seguir y la función que cada miembro de la empresa tiene para cumplirlo. Seguramente te ha pasado que alguien de otra área quiera tomar decisión sobre otro tema de la empresa sobre el cual no tiene injerencia. Aunque es bueno recibir comentarios y opiniones se debe delimitar la toma de decisiones a la persona directamente responsable. Hay que dejar claro este punto antes de comenzar el negocio, sino luego puedes someterte a un mal clima laboral.

3. No establecer acuerdos sobre los objetivos de la empresa: Todos deben entender los objetivos de la empresa, el rumbo debe estar claro desde el inicio. Por ejemplo el mercado que vas abordar, cuanto quieres vender, cuales son las políticas de mercadeo. Estas cuestiones claves para el desarrollo del negocio deben ser clarificadas antes de asociarte e iniciar con la empresa, sino se hace estarás sujeto a una fuente de conflictos posteriores.

4. Pactar un acuerdo frente a una posible salida: Otro punto clave que se debe definir antes de conformar una sociedad, porque todo cambia, y las perspectivas de vida de las personas también, esto puede llevar a que uno o más socios quieran buscar nuevos aires o emprender por su cuenta. Frente a esta situación la mejor solución es haber tenido claro la conformación de la sociedad, la participación y los temas económicos que hacen parte de este tipo de decisiones en las empresas. Con esto evitas problemas futuros y seguramente dejar en buenos términos las relaciones con tus antiguos socios.

Dicen en el mundo del emprendimiento que escoger un socio es casi igual que el matrimonio, debes tomar la mejor decisión, para luego evitar dolores de cabeza.

Espero que este post te haya dejado algunos tips, porque frente a esta pregunta nos encontramos muchos de los que decidimos iniciar un emprendimiento.

Comparte este post, comparte conocimiento

#SharingKnowledge

Te invito a seguir mis redes sociales

Twitter

@JuanPaEvolution

Facebook:

Juan Pablo Arango Gil

LinkedIN

Juan Pablo Arango

 

También puedes leer:

5 cosas que debes saber antes de emprender

Conoce los colores que necesitas para tu emprendimiento.

Anuncios