Seguramente como emprendedor algún día te haz enfrentado o te enfrentaras a estas preguntas trascendentales y cargadas de existencialismo, ¿Cómo puedo proyectar mi empresa hacia el futuro?. ¿ Cómo puedo hacer crecer a mi empresa?, no hay ningún camino trazado para responder estas preguntas, porque desde el mismo momento en que tomas la decisión de ser emprendedor, desde ese mismo instante ya tienes sobre ti la presión de imaginar un futuro, trazar el camino y trabajar por el.

Ese trabajo constante se constituye entonces en la primer clave para construir el futuro que imaginas para tu empresa, la firmeza de tus acciones diarias, construirán las bases sobre las cuales edificarás y proyectaras tus sueños de emprendedor,  para luego, si todo da sus frutos,vivir  la realidad de convertirte en empresario. En este último punto radica otra clave, en el cual inicia tu camino como emprendedor, para luego convertirte en empresario, en ese momento es cuando das el salto que muchos no logran dar.

Ese salto futurista empresarial no es cuestión de casualidades, es parte de un proceso, que inicia con  la capacidad que tienen  las personas que conforman una compañía, de visionar, imaginar, soñar y proyectarla en el tiempo, planeando cada etapa con el firme objetivo de trascender en el mercado. La trascendencia incorpora al contexto de la empresa el análisis estratégico, el cual  posibilita entender el entorno, las tendencias y el mercado en posibles escenarios futuros y tomar decisiones para enfrentarlos de la mejor manera.

¿Cuál consideras que es otro componente clave para proyectar la empresa hacia el futuro?, bien pensando, sin duda alguna las personas. Construir un equipo y lograr que se involucren, que crean y  se apasionen por imaginar y construir un futuro para todos. Es tan clave este punto, que muchas personas con la que he hablado de emprendimiento, mencionan que sus proyectos en gran medida anteriores fracasaron debido a que no lograron encontrar o conectar con el capital humano que le ayudará a proyectar sus proyectos o empresas hacia el futuro. Entonces, ¿vas a seguir pretendiendo que puedes tu solo?, este mundo es de conectarse con otras personas y  trazar caminos en la misma dirección, bien lo dice un proverbio Africano, “Si quieres ir rápido, camina solo; pero si quieres llegar lejos, camina acompañado”.

Y por último y no menos importante, una clave que define tu presente y tu futuro, es decir adiós al miedo, quién dijo miedo?, es parte de la naturaleza humana sentirlo, pero el futuro de tu empresa no se construye con temores, se construye con certezas, con tenacidad. El emprendedor tiene días de vicisitudes, de falta de confianza que lo llevan a cometer errores, pero fallar permite aprender,  deja a un lado el miedo a equivocarte.

Para terminar sabemos que el futuro es un lugar incierto, tanto para las personas como para las empresas, pero que lo sea, no justifica que no estés tratando de descifrarlo, planeando y preparando tu empresa para enfrentarlo y dominarle, es una decisión esencial.

El contenido de este post muestra algunos  aspectos fundamentales que debes tener en cuenta para que dentro de unos años respondas esta pregunta no como emprendedor sino como empresario ¿ Cómo puedo seguir proyectando mi empresa hacia el futuro?.

 

Escrito : Por Juan Arango

Comparte este post, comparte conocimiento #SharingKnowledge

 

Sigue mis redes sociales

Twitter: @JuanPaEvolution 

Facebook: Juan Pablo Arango Gil

 

Anuncios