La decisión de compra en Internet dura 5 segundos, y el neuromarketing estudia variables como las emociones, los niveles de atención e indicadores culturales, económicos y sociales del target, para conducir al consumidor hacia la compra.

Unión del marketing y la neurociencia, el neuromarketing trata de explicar los procesos de toma de decisiones y cómo el cerebro humano reacciona ante los estímulos de compra. El neuromarketing estudia variables como las emociones, los niveles de atención e indicadores culturales, económicos y sociales que conducen al consumidor hacia la compra, arrojando luz sobre el comportamiento, aparentemente irracional, del consumidor.

Según Webloyalty, está demostrado que la emoción, junto con la sencillez y la intuición, son los factores que más influyen en las decisiones de compra. “Teniendo en cuenta que no podemos cambiar el comportamiento de los consumidores, debemos basar la estrategia de nuestro eCommerce en averiguar sus necesidades, entenderles y saber qué les motiva a la hora de comprar un producto”, señala Eduardo Esparza, country manager de Webloyalty.

Se calcula que la decisión de compra en internet dura 5 segundos, el proceso de compra se realiza en 2,5 segundos y el 95% de las decisiones se toman desde el inconsciente. Por lo tanto, para que una tienda online sea competitiva y genere una experiencia de usuario única y adaptada con el fin último de aumentar sus ventas, hay 8 técnicas de neuromarketing que las tiendas online pueden poner en práctica:

Facilidad y simplicidad de uso. Las probabilidades de compra aumentan cuanto más intuitivo resulte el uso de las interfaces y la navegación por la web.

Evitar la publicidad disruptiva o que distraiga. Emocionalmente, el usuario reacciona negativamente a los impactos publicitarios y puede provocar rechazo.

Cuidar el diseño. Los estudios demuestran que el cerebro humano capta y asimila mejor las formas curvilíneas y circulares que las formas planas y rectas.

Provocar un flechazo. Los usuarios pasan poco tiempo en una web, por lo que los 50 primeros segundos de visualización son suficientes para decidir si van a continuar navegando. Hay que enamorar a los consumidores desde el primer momento.

Crear contenido visual. El cerebro responde mejor ante imágenes, ya que aumenta la retención de marca en la memoria a largo plazo. Debe tratarse de material gráfico que emocione al usuario y que describa de forma rápida el producto.

Las cifras absolutas son más eficaces que los porcentajes. Provoca más impacto un ahorro de 20 euros que uno del 20%, aunque la cantidad que se ahorre sea mayor.

Incluir testimonios de otros usuarios. Genera confianza, uno de los grandes pilares en los que se basa el comercio electrónico.

Reducir el miedo a pagar. La transacción económica crea ansiedad en los usuarios, por lo que que utilizar expresiones que sustituyan la palabra “compra”, por opciones como “llévame a casa” o “añadir al carrito”.

Lee también:

¿Necesitas clientes?: 9 claves para aprovechar Internet y conseguirlos

La efectividad del Neuromarketing Comprobada en estas tres campañas.

Aplicaciones del neuromarketing

Retomado de http://www.itreseller.es

 

Comparte este post, comparte conocimiento

Anuncios