El marketing ha convertido a la Liga de Campeones en un negocio de miles de millones de euros, con un alcance global y exposición para las marcas patrocinadores y los clubes.

 

UEFA Champions League, pero, al ser el torneo de clubes más importante en el mundo, todo se convierte en negocio; y es que la final disputada desde San Siro, dejó más de 74 millones de euros solamente por concepto de la publicidad, de acuerdo con cifras de la consultora de medios Kantar Media.

Desde hace seis décadas que se disputa esta competencia futbolística, sin embargo desde la década de 1970 fue que los patrocinios hicieron su aparición en este ámbito deportivo y a partir de ahí se ha convertido en una bola de nieve imparable. De tal modo que también se ha logrado –mediante diferentes estrategias de mercadotecnia– la comunión con los aficionados, para superar la audiencia año con año, más de 11 millones de personas siguieron el partido que se definió por penales dejando como campeones a los de la casa blanca.

Champions League, la marca de las estrellas

La exposición que tiene este torneo, es simplemente impresionante; la mayoría de los apegados al deporte conoce la competencia, sabe de dónde es y tiene noción de los personajes más famosos en la actualidad y esto es gracias a varios factores, como la publicidad, el branding, entre otros. Según el documento especializado UEFA Champions League: el éxito de una estrategia empresarial y deportiva, señalan que tanto la organización, UEFA [Unión Europea de Futbol Asociación, por sus siglas en francés] y su máximo torneo tiene cuatro pilares fundamentales:

  • Promover el futbol
  • Establecer un gobierno de futbol adecuado a la realidad cambiante de este deporte
  • Optimizar los ingresos en beneficio del balompié
  • Gestionar los recursos para apoyo administrativo

A raíz de lo anterior, la UEFA Champions League, ha podido consolidar un modelo que beneficia de manera directa a los clubes, garantizando sus éxitos nacionales, para después tener exposición a nivel internacional.

Hoy el Real Madrid por ser campeón se embolsó la nada nada despreciable cifra de 57,2 millones, La cantidad total que se repartió entre los equipos de la Champions y la Supercopa de Europa asciende a 1.300 millones. Cada uno de los 32 equipos que participan en la Champions recibieron una cantidad fija de 12,7 millones. Cifras suculentas para cualquier equipo.

 

 

¿Quiénes hacen que todo esto sea posible?

Patrocinadores, derechos de transmisión a nivel mundial, merchandising oficial, entre otras prácticas dan vida y mantienen la competición que mueve a millones alrededor del mundo; sus principales ocho patrocinadores –de las industrias financiera (2), de bebidas y alimentos, electrónica, automotriz, deportiva y de gas– mantienen una liga de tamaño abismal, que, según diversos reportes, muestran que los conceptos por transmisión superan los mil 400 millones de euros y los patrocinadores los 470 millones de euros.

El marketing deportivo

Para que todo esto sea posible, patrocinadores invierten cantidades exorbitantes para que su marca sea asociada con el torneo continental, siendo uno de estos, uno de los beneficios significativos; así como ciertos derechos de imagen, publicidad y, en otros casos, derechos de nombre de programas relacionados con este espectáculo; de este modo, las firmas involucradas cuentan actualmente con un posicionamiento específico en la UEFA Champions League. Un elemento no menor a los anteriormente mencionados se podría considerar dentro de los beneficios de un patrocinio de esta índole, como lo es la recordación.

Otro de los aspectos a considerar dentro del marketing deportivo es el sentido de pertenencia, en el que, aficionados quieren alimentar su pasión al torneo y, por supuesto a su equipo, adquiriendo los productos oficiales en los puntos de venta localizados en las afueras de los recintos que albergan el torneo y cuando llega el momento de definir al campeón, con los Fan Fest, las activaciones de los patrocinadores y múltiples locales con souvenirs, hacen de la experiencia, toda una aventura.

Una de las ventajas mercadológicas que tiene el deporte, el caso en cuestión, el futbol es que a diferencia de otras industrias, no se tropicaliza, por ende, es más propenso a ser buscado como foco de visibilidad a nivel nacional e internacional para los inversionistas.

Un torneo que ilusiona, impulsa y genera, todo lo necesario para que sea un espectáculo dentro y fuera de la cancha; la UEFA Champions League, un negocio, simplemente espectacular.

 

retomado de alto http://www.alto nivel.

 

 

Anuncios