Somos parte de una sociedad y debemos contribuir como profesionales y personas a la construcción de bienestar y valores, que permitan mantener el bien colectivo por encima del individual, que motive a que las personas muevan sus fibras en función de querer ayudar a otros.

Un día me topé de frente con los gruesos vidrios que separaban la historia cruel de la guerra que  ha vivido Colombia, representada por las miles de historias relacionadas con las minas antipersona, de las cuales se encontraban consignadas 40 relatos de barbarie que afectaron tanto a  niños, como mujeres, como a hombres, en su mayoría de zonas apartadas de nuestro país. Una, a una leí cada historia y observe la muestra del dolor que sintieron aquellas personas,  por medio de cada una de las prótesis artesanales, que fabricaron con lo que tenían a mano, evidenciando que a pesar de las circunstancias, estaban dispuestos a no dejarse vencer.

Como mencione al inicio del post todos somos responsables de construir sociedad,  y el mercadeo no puede ser ajeno a esa responsabilidad, es más,  a esa obligación que  le confiere tener a su disposición elementos tan valiosos como la comunicación, que conecta, y los medios que difunden, porque el marketing social no busca vender sino una transformación más profunda.

En este sentido el este marketing está desarrollándose día a día. Existe un tipo diferente de pensamiento al que antes se tenía; la sociedad se mueve de una forma pendular desde un origen; en el cual el marketing no tiene un impacto positivo en la sociedad hacia el destino en el que el marketing social ya es aceptado de una manera más consecuente. Es la evolución del concepto de marketing que se puede considerar desde este punto de vista un poco obsoleto, ya que la transformación tanto tecnológica como de percepción nos permite valorar nuevos modelos de marketing en los que se engloban las necesidades de todos los actores. Frente a los objetivos cortoplacistas que se planteaban anteriormente en las empresas, existen actualmente otro tipo de metas fijadas a medio y largo plazo.

Hoy se construye valor desde el negocio para una comunidad, impulsando el desarrollo de la misma, y entendiendo,cómo se puede transformar las vidas de las personas tan solo con la ejecución de estrategias de marketing social.

Resultado de imagen para campaña remángate

Link para ver la Campaña remángate

Transformar vidas, entonces, se convierte en el mejor objetivo para cualquier campaña de mercadeo, debido a que cuando se conectan los deseos de la marca por ayudar a quienes lo necesitan, la comunidad reconoce y comunica el valor social de la misma.

Existen campañas e historias que merecen ser contadas, como la de las prótesis artesanales que elaboraron las víctimas del conflicto, el mercadeo debe trazar el objetivo de comunicar, emocionar y conectar las fibras solidarias y sensibles que impulsen la movilización colectiva en función de ayudar a transformar vidas.

 

Saludos y no olvides compartir este post

 

Anuncios