Este post refleja los casos de éxito de aquellos que se atrevieron a soñar, y que crearon a partir de su historia personal, la historia de grandes empresas colombianas; las cuales reflejan su tenacidad, visión de negocios y capacidad de reinvención continua.

Estas son algunas empresas referentes en varios sectores económicos de la industria en Colombia y la breve historia de su génesis.

El fabricante de plásticos Estra empezó con papel:

Resultado de imagen para logo de estra
Aunque se podría pensar que la ‘s’ en ‘Estra’  es un error de ortografía, esta proviene de la combinación de la primera letra del nombre y las cuatro primeras letras del apellido de su fundador, Erwin Strauss, un checoslovaco que llegó en 1939 al país como representante comercial de una empresa que exportaba productos de cristal y cuero. Pocos pensarían que el primer producto que fabricó uno de los grandes jugadores en el mercado del plástico en el país fue papel. Y es que el material por el que hoy se reconoce a la compañía llegó después de que su fundador viajara a México y conociera el Plastisol. Esta goma fue utilizada para fabricar pelotas y balones de juguete, para lo que  importó la primera máquina de rotación para elaborar estos productos. A sus 60 años, la firma de plásticos quiere llegar a vender $79.000 millones.

Rimax dejó los juguetes para ser líder en sillas:

Resultado de imagen para logo de rimax
“Véndame una Rimax”, esa es la frase que Rafael Sinkovicios, Isaac Gilinski y Max Gilinski nunca se imaginaron escuchar cuando en 1953 crearon la fábrica de juguetes caleña Rimax que hoy, 60 años después, es un imperio de productos de plástico y ha posicionado su marca como un nombre genérico de cualquier producto de este tipo. La compañía inició sus operaciones soñando con ser un líder en la fabricación de pelotas de plástico, juegos de mesa y collares de fantasía. Pero en 1982 la firma empezó a dedicarse a la producción de envases plásticos para aprovechar las oportunidades de la industria petroquímica y de consumo masivo.

 

Ramo llegó a su primera tienda gracias a las ventas en Bavaria:

Resultado de imagen para logo de ramo
La historia de Productos Ramo inició en 1950 en los pasillos de Bavaria, cuando  Rafael Molano comenzó a vender a sus compañeros de trabajo los ponqués que Doña Ana Luisa, su esposa, le preparaba. El negocio fue tan próspero que tan solo un año después, don Rafael comenzó a vender en tiendas. Pero para que el producto rotara a la altura de su aceptación, decidió con la ayuda de un tendero, venderlo tajado. Para que el Ponqué Ramo no se ‘desparramara’ Doña Ana Luisa lo amarró con una cinta de seda blanca y lo adornó con un ramo del mismo material, lo que le dio el nombre a la compañía.

Inició con tostadas a $100 y hoy factura $11.700 millones:

logo
A tan solo $100 el paquete vendía Susanita Posada tostadas a sus vecinos y familiares. En la actualidad distribuye a nivel nacional en grandes cadenas con Tostaditos Susanita. El año pasado facturó $11.700 millones y para cerrar el año quiere crecer hasta $13.500 millones.  Todo empezó cuando perdió a su esposo hace tres décadas. En la búsqueda de ingresos para su familia, la madre de Susanita le aconsejó que aprovechara su gusto por la cocina y preparara pan aliñado para vender. Así empezó a comercializar sus productos entre sus amigas, luego probó suerte en panaderías de barrio y tuvo tanto éxito, que uno de los panaderos se ofreció a ayudarle en la producción.  Pero el ingrediente que finalmente le dio el impulso para crecer fue un contrato que ganó para distribuir sus productos en Almacenes Éxito con un primer pedido de 100 paquetes.

La marroquinería Pagada a plazos: 

Resultado de imagen para logo marío hernandez
Mario Hernández llegó a Bogotá huyendo de la violencia de los 40. A los 14 años tuvo su primer trabajo como mensajero. Luego administró un almacén, vendió corbatas y tuvo una oficina de finca raíz. En 1978 compró Marroquinera Ltda., empresa que pagó a plazos. Hoy está en seis países y exporta 40% de su producción.

Para lograr ser grandes empresas, muchas tuvieron que replantear sus operaciones, cambiar de razón social y crear nuevos productos, adaptándose a la situación del mercado. El valor de emprender se basa en la persistencia y valor de los empresarios mencionados anteriormente, los cuales apostaron por su proyecto de vida y lograron conquistar el mercado. Todo un ejemplo, son grandes historias detrás de grandes empresas.

 

Espero compartas estos casos de éxito.

 

Anuncios