El entendimiento de la neurociencia ha traspasado el uso científico y médico para convertirse en una herramienta poderosa de gestión comercial. Definitivamente el neuromarketing está cambiando la forma en la que se generan estrategias para atraer y generar la acción de compra de los consumidores, una revolución empresarial que en países en desarrollo aún tiene mucho camino por recorrer, y que parte de la aplicación  de algunos neuroinsights que les referencio a continuación.

  • Los ojos del usuario no engañan:

Conocer qué mira el usuario, es clave para cualquier marca, empresa o campaña publicitaria. En los anuncios que vemos en televisión todo está pensado para dirigir la vista hacia donde interesa.

En el ámbito online, existen programas que permiten hacer mapas de calor con el recorrido o los puntos de la web donde se detiene el usuario.

Este es un ejemplo que demuestra la aplicación para determinar los puntos de atención del usuario al visitar la web de Cleverweb.es

Se evidencia cómo los visitantes dirigen su mirada al texto una vez que el niño voltea su mirada, demostrando cómo y qué acciones se deben gestionar  para captar la atención de los usuarios

  • Lo sencillo gusta más:

Cuanto más sencillo es un producto más fascinante es para nuestro cerebro.

¿Hay algo más sencillo que una pelota?

El balón es el juguete que más triunfa y que más triunfará en las próximas décadas… Es posible emplear neuromarketing para diseñar productos sencillos, o hacer sencillos productos que hasta ahora eran mucho más complejos.

Un ejemplo lo vemos en la evolución de los programas de software, en la evolución de la telefonía o de las propias Apps, que trabajan muy a conciencia en sus prototipos y productos la usabilidad.

  • El daño reversible:

Hay que darle un poco de vidilla al cerebro. A veces lo mejor no tiene por qué ser lo más apetecible, lo que más nos estimule o lo que nos muramos por comprar o consumir.

Imagen relacionada

Darle  vida y  emoción a nuestros productos, logrando  hacer que resulten más apetecibles para el consumidor.

  • El cerebro completa la imagen:

Nuestro cerebro tiene la capacidad de imaginar lo que no ve o lo que espera que pase y además lo imagina en el mejor escenario posible.

En muchas ocasiones cuando te encuentras hambriento o tienes sed, deseas comer algo o tomar algo bien frío, entonces solicitas un refresco bien helado, o una hamburguesa con queso, tocineta. En ese momento en el que ejecutas la acción para satisfacer tu deseo,  inicia un proceso de juego mental en el que imaginas esa bebida helado, con gotas de agua bajando por la botella, o bien el aroma de la jugosa carne de la hamburguesa, ese momento de recompensa conecta a tu cerebro con el poster que evidencia ese momento que acabas de experimentar.

Neuromarketing para empresas marketing experiencial empresa cerveza

(Foto de enforma.salud180.com)

  • Las formas orgánicas son bien recibidas:

Nuestro cerebro está acostumbrado a las formas que vemos en la naturaleza, las plantas, los animales…

¿Por qué nos encanta la botella de Coca Cola?… Porque fue la primera con forma redondeada.

¿Por qué los productos de Apple tienen mejor diseño? Porque se esmeran en redondear las esquinas mucho más que otros.

  •  El cerebro necesita tocar para creer:

Es más difícil vender algo intangible que algo que se puede tocar. Las empresas de software han pasado de enviar un CD con el software a no enviar nada y para nuestro cerebro parece que no compras nada.

Algunas envían una clave, un código o algo que demuestre que lo que has comprado es tangible.

  •  Dispersión de elementos:

Los hombres y las mujeres tenemos visión diferente de las cosas. pero no en el sentido ideológico, sino físico. De cómo vemos realmente las cosas que nos rodean.

Los hombres y las mujeres tenemos una capacidad de ver el entorno muy diferente, marcada por la evolución y los roles que hemos cumplido cada uno durante miles de años de evolución: Las mujeres son más propensa a conectarse desde la emoción, y los hombre desde lo racional, entender ese rol es fundamental para acercarse y conectarse con el género de tu consumidor.

  • El cerebro se abre a lo nuevo, a aquellas cosas que no relaciona:

Un ejemplo claro es la creación de envases para diferentes productos. Empleando técnicas de neuromarketing se crea packaging que nada tiene que ver con el clásico tetrabrick o caja de cartón.

Existen infinidad de productos cuyos envases están creados tomando formas que para nuestro cerebro resultan sorprendentes.

Tecnicas de Neuromarketing packaging tetrabrik lean marketing

(Foto de Comunidad.uem.es)

Les dejo por último este vídeo que muestra como Volkswagen utiliza estudios de neuromarketing para medir la respuesta frente a su modelo GOLF GTI

Resultado de imagen para neuromarketing volkswagen gol gti

Click en el enlace para ver el vídeo.

Volkswagen aplica el neuromarketing.

Estos son algunos ejemplos que muestran la aplicación de esos insights de los consumidores, que el neuromarketing trata de descubrir para generar estrategias comerciales que impulsen el éxito de los productos.Si las marcas consiguen atraer a los clientes por sus sentidos las probabilidades de compra aumentan, aunque el cliente ni siquiera sea consciente de ello.

Se siguen incorporando avances tecnológicos al neuromarketing, lo que seguramente redundará en más descubrimientos aplicables al mercadeo y la gestión comercial de las empresas.

Espero que esos ejemplo hayan sido útiles ,  tanto que  te animes a compartir y comentar este post.

Anuncios